Lipoescultura

Dra. Alida Santamaria:Home/Lipoescultura
Lipoescultura 2017-06-12T14:39:10+00:00

Una de las cirugías que realizo con mayor frecuencia es la liposucción o lipoescultura, en la cual se extraen mediante un dispositivo de succión la grasa localizada en lugares no deseados logrando mejorar y moldear el contorno corporal tanto en hombres como en mujeres. La  elección de la anestesia depende del lugar y la duración estimada del procedimiento. Suele ser ambulatoria y de rápida integración a sus actividades cotidianas.

Los dos términos se refieren al mismo acto de extraer la grasa de los lugares no deseados, la palabra lipoescultura es más grafica ya que re refiere al acto de ir moldeando, como esculpiendo el contorno corporal. En algunos casos la grasa que se extrae de un sitio se inyecta en otro para ir logrando una armonía de las diferentes curvas del cuerpo.

Existen diferentes tipos de aditamentos tecnológicos que con la evolución de la liposucción se han ido agregando para hacer el procedimiento más rápido, suave y con mejor recuperación. El principio de la cirugía es el mismo: extraer la grasa mediante succión. La diferencia entre cada tipo de liposuccion radica en la tecnología utilizada y en la forma de actuar cada una. Por ejemplo:

Liposuccion Vaser: El instrumento que se usa, llamado comercialmente VASER es un tipo de ultrasonido que genera una onda con ciertas características que destruye las células de grasa lo cual facilita su succión, reduce el trauma de los tejidos, permite hacer un moldeamiento de alta definición logrando muy buenos resultados. Este es el método más usado en pacientes masculinos que desean marcar sus abdominales y músculos.

Liposucción Laser: En este caso lo que se utiliza es un tipo de Laser Interno cuya luz especifica produce una destrucción de las células grasas facilitando su extracción, además de reducir el trauma ( menos morados e inflamación), permite la estimulación de colágeno lo que ayuda a presentar una mejor retracción de la piel .

Liposucción Infra sónica: El dispositivo utilizado realiza una serie de movimientos de vibración y rotación con un efecto físico llamado nutación, con lo cual se destruye selectivamente la grasa respetando otros tejidos con menos morados e inflamación que la técnica convencional, reduciendo el tiempo quirúrgico, mejorando el tiempo de recuperación y se presenta menos dolor ya que la vibración genera en el organismo la liberación de sustancias que disminuyen esa sensación.

No existe la técnica perfecta, cada una de las mencionadas anteriormente tiene grandes ventajas, pero es en la consulta especializada donde podremos definir cuál es la mejor alternativa en su caso particular.

Si usted es una persona que goza de buena salud, no tiene enfermedades de la coagulación, autoinmunes, u otras, si le molestan los depósitos de grasa localizados en cara, brazos, muslos, abdomen, espalda u otros lugares seguramente es candidato para una cirugía de este tipo. Pero recuerde que la liposucción No es una cirugía para bajar de peso. Es un procedimiento que le ayuda a mejorar el contorno, a esculpir la figura. Si su problema es de obesidad lo más probable es que se deba estudiar la causa, reducir de peso, mantenerlo estable, lograr una rutina dietaría y de ejercicio que le permita mantener un peso promedio y en ese momento seguramente podrá someterse a un procedimiento. Es importante tener en cuenta que el sobrepeso y obesidad aumenta el riesgo de cualquier procedimiento médico quirúrgico.

Con la liposucción se busca reducir los depósitos de grasa y moldear la figura, no extraer la totalidad del tejido graso lo cual sería imposible lograr y cabe recordar que la grasa es importante para el metabolismo. Si el paciente no tiene una dieta balanceada una rutina de ejercicio y una vida sana, las células de grasa que quedan pueden volver a aumentar de tamaño. Por eso es muy importante que los pacientes tengan conciencia de la oportunidad que tienen de mejorar su contorno y cuiden el resultado. No es conveniente tomar la liposucción como una rutina para bajar de peso cada vez que, por descuido ha vuelto a aumentar el volumen de la grasa corporal.

Algunos de mis pacientes